Skip to content
13 mayo, 2010 / cbolivia

Constitución es traducida a lenguas aymara y quechua

Culturas
El centro Tantachawi, de profesionales nativos, tradujo el texto que será socializado de forma oral en el área rural.
La nueva Constitución Política del Estado (CPE) fue presentada ayer en una edición especial traducida a los idiomas aymara y quechua por el centro Tantachawi de Profesionales Aymara Quechuas (TAPEQUE) en un acto que se realizó en el Ministerio de Culturas de la ciudad de La Paz.

En un emotivo acto, niños de la Unidad Educativa Armando Escóbar Uría de la ciudad de El Alto entonaron el Himno Nacional en aymara, español y quechua.

El presidente de Tantachawi, Javier Choquevilca, dijo que éste es el momento en el proceso revolucionario de mostrar con orgullo nuestra identidad cultural a través de la traducción de la Constitución a los 36 idiomas del Estado Plurinacional.

“El proceso de traducción fue realizado por un equipo multidisciplinario de 16 personas, ocho en cada uno de los idiomas, y que estuvo conformado por juristas, lingüistas y los hermanos que hablan de forma fluida sus idiomas”, aseveró Choquevilca.

Los traductores trabajaron durante un año y medio para la versión que se refleja en el nuevo texto, con más de 200 páginas y que incluye un disco interactivo.

Tantachawi pretende difundir el texto en el área rural entre los comunarios originarios. “Una característica esencial es que se difundirá de forma oral, ya que la mayor parte de los indígenas no saben escribir. Por ese motivo difundiremos el material de forma oral y hablada”, aseveró Choquevilca.

El abogado Julio Poma, que participó en el equipo de traductores, explicó que el aymara es un idioma que se adapta a todas las demás lenguas del mundo, en especial al castellano.

“Ha sido un trabajo de un equipo multidisciplinario con docentes de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), docentes de colegios y otras personas que aportaron en la traducción de la Constitución”, dijo Poma. El abogado apoyó en la versión en aymara de la Carta Magna.

Para Poma, el nuevo texto de la CPE permitirá a los abogados requerir petitorios en idioma nativo quechua o aymara. “Las autoridades jurisdiccionales, como los jueces, están obligados a respondernos y pronunciar sus sentencias en el mismo idioma, ya que así lo establece el artículo quinto de la Constitución”, explicó Poma.

Una niña indígena de cinco años entregó el primer ejemplar de esta edición al presidente de la Cámara de Senadores, René Martínez, quien elogió esta iniciativa ciudadana y se comprometió a impulsar la traducción del texto constitucional a otros idiomas nativos oficiales, como el guaraní, guarayo, mosetén y otros.

El viceministro de Interculturalidad, Miguel Peña, explicó que el texto también deberá ser traducido a idiomas de las tierras bajas.

El presidente de la Comisión de Naciones y Pueblos Indígena Originario Campesinos, Culturas e Interculturalidad de la Cámara de Diputados,  Bienvenido Zacu, que participó en el acto, recordó que los pueblos indígenas del país se movilizaron durante los últimos 20 años para imponer una Asamblea Constituyente que reconozca a las diversas naciones indígenas, lo cual implica asimismo reconocer la diversidad lingüística.

Los idiomas del Estado Plurinacional 

El artículo quinto de la Constitución Política establece que son  idiomas oficiales del Estado el castellano y todos los idiomas de las naciones y pueblos indígena originario campesinos, que son el aymara, araona, baure, bésiro, canichana, cavineño, cayubaba, chácobo, chimán, ese ejja, guaraní, guarasu’we, guarayu, itonama, leco, machajuyaikallawaya, machineri, maropa, mojeño-trinitario, mojeño-ignaciano, moré, mosetén, movima, pacawara, puquina, quechua, sirionó, tacana, tapiete, toromona, uru-chipaya, weenhayek, yaminawa, yuki, yuracaré y zamuco. La norma también establece que el Gobierno plurinacional y los gobiernos departamentales deben utilizar al menos dos idiomas oficiales.

La reciente edición de la Constitución en versión aymara y quechua es un acto de reafirmación cultural de los pueblos indígenas, que fue posible al trabajo realizado por el grupo Tantachawi de Profesionales Aymara Quechuas (TAPEQUE).

El siguiente paso de Tantachawi es el de la socialización del texto nuevo en el área rural, que principalmente se iniciará con la difusión oral en las comunidades quechuas y aymaras.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: